Un mes después

Muchos nos imaginamos la angustia que debieron pasar los padres de Jordi durante la pasada Nochevieja. Catalunya estuvo aquel día pendiente de las noticias que llegaban de Camós, el pequeño municipio del Pla de l’Estany en el que se perdió un niño de tan sólo tres años.

Después del gran operativo que se montó para su búsqueda, y tras un gran final feliz, Ferran García, jefe de bomberos de Girona, recuerda cómo transcurrieron las inquietantes 20 horas sin el pequeño Jordi.

Ferran García: “Jordi no tenía la sensación de haberse perdido”