“Parasoru”

La primera vez que visité el país, conocí una palabra en japonés que me llamó especialmente la atención: パラソル (parasol), un vocablo muy familiar para los castellanohablantes que designa al artilugio que nos protege de la insolación. Curiosamente en Japón, aunque existe una palabra propia para este concepto (“higasa”), suelen utilizarla con bastante frecuencia. Hemos de tener en cuenta que los parasoles se utilizan con mucha regularidad, especialmente por la señoras japonesas que quieren cubrirse del sol. La tradición nipona aleja del concepto de belleza a las mujeres demasiado morenas, con lo que éstas huyen del bronceado y se protegen con asiduidad con parasoles o paraguas que tienen doble función: taparse de la luz solar, en los momentos de mucha radiación, y evitar mojarse en la época de lluvias, que suele transcurrir al inicio del verano. Un accesorio muy beneficioso y conveniente que salva el tipo a más de una.

Como decía, en Japón es muy habitual ver a señoras resguardarse del sol en plena calle, pero lo que quizás no es tan cotidiano es ver cómo se instalan parasoles a determinadas plantas y flores. Mi amiga Keikosan me envió esta fotografía donde podemos observar cómo se protegen del sol unas flores del jardín de un parque de la ciudad de Machida. Como siempre, los japoneses tan detallistas: cuidan los detalles y las formas, incluso con las plantas.

轟さんありがとうございます!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *