Marketing de dudosa efectividad

Si algo tienen los japoneses es su ingenuidad a la hora de inventar cualquier artilugio. Recientemente han sacado al mercado algo que me sorprende más por su campaña publicitaria que por el producto en sí. Se trata de un artefacto muy sencillo, en forma de hélice, que al sujetarlo con la boca se produce un hipotético ejercicio facial que, según reza en sus reclamos publicitarios, reafirma el rostro.

ronaldoPara mostrarlo al mundo y lanzarlo a la venta han pensado en una de las imágenes más populares del mundo, la del futbolista Cristiano Ronaldo. Pero parece que a él o a su representante no le gustó demasiado la idea de que el joven astro se introdujera algo en la boca a modo de muñeco hinchable y la supuesta mofa mediática que podría desencadenar en el mundo occidental. De cualquier manera, en los 30 segundos que dura el comercial, aparecen hasta diez figurantes que sí ejercitan su músculos faciales con el Pao (nombre que recibe el invento). Todos excepto él, que lo sujeta con la mano y, eso sí, lo observa con mucha simpatía.

japoSi Ronaldo considera que el Pao es algo indigno para su imagen, ¿por qué los responsables del aparato confían en él? ¿No debería de entenderse como una ofensa para la marca que Cristiano Ronaldo no quiera metérselo en la boca? ¿O es que pagaron poco los del fitness facial? Supongo que ha sido cuestión de prioridad; o la imagen del artilugio o la del futbolista.

Sea lo que sea, invito que algún estudiante de marketing lo tenga en consideración, porque este caso es digno de estudio.

Enlace al vídeo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *