Los hoteles cápsula de Barcelona

Ayer LA VANGUARDIA publicó mi vídeo-reportaje sobre la llegada a Barcelona de los hoteles cápsula, ese modelo de habitación tipo nicho que tanto éxito tiene en Japón. Precisamente la buena acogida que tiene allí me llevó a indagar si en Barcelona (ciudad cosmopolita y abierta por excelencia) disponía de algún hotel de estas características. La respuesta fue afirmativa, y el número de establecimientos fueron, por ahora, de dos.

La idea la llevó a cabo Javier Velat, un joven empresario catalán que, después de un viaje a Japón, probó de cuajar el proyecto en España. Así nació The Hostel Box, dos acogedores hostels que ofrecen en un espacio reducido una pernoctación muy económica.

El interés por esta iniciativa ha sido espectacular. A media mañana la web del periódico contabilizaba más de 15.000 visualizaciones y por la noche se superaban las 50.000. Pero donde realmente podemos comprobar el éxito de la noticia es mediante la repercusión mediática que se generó. Televisión Española ofrecía en el Telediario 2 de Ana Blanco (a partir del minuto 51’14”) una noticia sobre este particular concepto de hotel.

A las pocas horas de su publicación varios usuarios de Twitter se preguntaban si este tipo de hoteles tenían algún sentido en Barcelona. La respuesta no es sencilla, ya que hay que conocer bastante bien la sociedad nipona para comprender que en ella sí que son necesarios. En Japón millones de japoneses trabajan a diario en Tokio, muchos de ellos procedentes de la otra parte del país. Llenar las horas muertas de la jornada echando una cabezadita es una de las mejores inversiones que puede hacer un japonés. Para ello qué mejor que una pequeña superficie cómoda donde estirarse a un precio razonable que puede ir, incluso, por horas. Muchos hoteles cápsula están ideados para ofrecer sus servicios a viajeros que deben esperar un horario en concreto para tomar un vuelo o un tren, motivo por el que proliferan en las cercanías de los aeropuertos y estaciones de tren.

Los propietarios de los hoteles cápsula de Barcelona están pensando en madurar más el concepto japonés y ya estudian cómo ofrecer estas “habitaciones-cama” por horas.

Como bien explica su creador, el concepto nicho no pudo aplicarse en este negocio barcelonés, tal y como se hubiera deseado, debido a las estrictas exigencias de las diferentes administraciones públicas, en cuanto a normativas de seguridad y evacuación. Un tema que también ha generado opiniones de todo tipo en los comentarios de las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *