Goku como nombre de pila

En estos días de caluroso agosto, cuando las noticias van escasas y cualquier hecho noticiable se vende sólo, hemos conocido la gesta de un padre de Barcelona en ponerle Goku, como nombre, a su hijo recién nacido.

Su admiración, que no fanatismo, por la serie de animación llevó a Juan Carlos a proponerle a su mujer llamar así a su primer hijo. Tras valorar los pro y los contra de la iniciativa, decidieron inscribir a su retoño con el popular nombre de este personaje de ficción. Goku superó el trámite en el hospital, en el registro e incluso en la Iglesia, pero donde realmente tuvieron problemas de aceptación fue en Facebook. La red social ponía en duda que el nombre fuera real y solicitó a los padres documentación que acreditara que, en efecto, el niño se llamara así.

El 17 de julio nació en España el primer niño con el nombre de Goku y quien sabe si se trata del primero de una nueva moda de nombres de series de televisión. Con mucha probabilidad, en Japón no encontrariamos a nadie que oficialmente se llamara así, ya que -aunque lo parezca- no se trata de un nombre tradicional japonés, sino chino. En realidad, la serie de Dragon Ball cuenta una leyenda de origen chino. De hecho, podríamos encontrar muchos chinos apellidadas como Goku y Gohan: Son.

Tiempo atrás escribí una entrada en este blog tratando el significado de algunos de los nombres que ideó Akira Toriyama para sus personajes de animación. Recordemos que Goku, en realidad se llamaba Kakarotto, una deformación del inglés, carrot.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *