Fijación de las cosas

Recientemente he encontrado entre los objetos que nos trajimos de Japón, estas bases plásticas y adhesivas de color azul que podéis observar en la fotografía. Se trata de un producto muy habitual que sirve para fijar y estabilizar los objetos que pueden caerse durante un terremoto. Ello me ha llevado a recordar las numerosas precauciones que toman los japoneses para que los movimientos sísmicos les perjudiquen lo mínimo posible.

Los japoneses suelen fijar los muebles a la pared para evitar que se caigan durante un terremoto. Un mueble sin collar puede aplastar a una persona si cae sobre ella, a la par que su derrumbe puede obstaculizar la huida y el rescate de las personas que se encuentran dentro del inmueble. Por este motivo, los nipones toman muchas precauciones en este sentido, que también sirven para evitar que pequeños aparatos como televisores, ordenadores o equipos de música puedan dañarse si caen al suelo durante el balanceo.

41GSSGXc5hLComo sucedió en el gran terremoto de 2011, durante los días siguientes puede resultar difícil conseguir artículos de uso cotidiano. Por este motivo se recomienda preparar una caja con alimentos básicos como agua embotellada, productos envasados al vacío, medicamentos, linternas, pilas y una radio para obtener información actualizada. Para ello, muchos supermercados venden botellas de agua de larga caducidad, que permiten ser consumidas en un plazo máximo de hasta cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *