El salmón salado de Año Nuevo

salmonPor estas fechas es habitual ver cómo las tiendas sacan a airear los salmones salados que preparan para el Año Nuevo. Es tradicional, cuando se acerca la Navidad, que los japoneses regalen a sus allegados piezas enteras conservadas en sal. Antiguamente el salmón se ofrendaba a los dioses para el nuevo año, ya que era una importante fuente de proteínas y su estado de conservación permitía que el producto durara varios meses.

Este tipo de salmón puede prepararse de muchas maneras, aunque la más tradicional es cocinándolo envuelto en papel de aluminio. Hoy en día, estos filetes de salmón salados a menudo se guisan y se sirven con el desayuno. También se suelen servir sobre un tazón de arroz, vertiéndose después agua caliente encima. Dicen que el sabor salado combina muy bien con el arroz cocido, que diluye el exceso de sazón.

En la actualidad, el cuidado por la salud desaconseja ingerir grandes cantidades de alimentos con exceso de sodio. De hecho desde hace cosa de unos 20 años, en este país se vende más salmón sin salar que con dosis extras de sal.

Fotografía tomada en Machida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *