El extraño caso de Yousukesan

nakaJapón es uno de los países con mejor tasa de empleo del mundo. Sus registros de paro son meramente simbólicos (3,5%), cosa que demuestra la plena ocupación en la que se encuentra su sociedad. Sin embargo hay quien, a pesar de todo, tiene dificultad en encontrar trabajo. Éste es el caso de Yousuke Naka, un joven japonés que practica métodos alternativos a la tradicional búsqueda de empleo. Esquiva las agencias de colocación y apuesta, desde hace ya unos meses, por las redes sociales. En ellas se anuncia como chico para todo y avanza en sus fotografías que no trabaja por menos de mil yenes la hora. (@naka_yousuke)

Su decisión ha provocado que varios medios de comunicación del país se hayan hecho eco de su particular método. Gracias a su lado más mediático, hace unos meses, lo vi anunciándose en el alocado distrito de Akihabara; hoy sigue su búsqueda con un cartel actualizado y una fotografía más acorde con la época.

Los japoneses tienen trabajo y por lo general no lo abandonan nunca. En líneas generales entran en una determinada empresa y allí siguen hasta el momento de su jubilación. Pocas veces deciden cambiar de posición y si lo hacen, deben procurar que el periodo de tiempo que pase entre puesto y puesto sea el menor posible. Si un japonés no justifica un empleo en un periodo razonable será mal visto por la persona que lea su currículum.

La dignidad que genera tener empleo y el orgullo de no haber estado desocupado son algunas de las causas por las que la sociedad nipona conserva su trabajo desde el primer día hasta su jubilación. El intercambio de trabajadores entre empresas es algo muy poco habitual, cosa que produce una cierta disminución en competitividad entre talentos. Precisamente para motivarla, el gobierno de Japón ideó la reforma de una ley para facilitar la rescisión de contratos y así los asalariados puedan valorar nuevas propuestas laborales para mejorar sus rendimientos económicos o su proyección laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *