Cuando la ostra se llama “kaki”

En año nuevo retomo la redacción del blog pensando en las deliciosas ostras japonesas que he estado comiendo durante las últimas semanas. Ese molusco bivalvo que, por estas fechas, frecuenta en todas las cartas de cualquier restaurante nipón.

No había comido tantas ostras en mi vida como en Japón. Ese producto catalogado prácticamente de lujo en Europa, se convierte en Asia en algo casi cotidiano y asequible para la mayoría de nosotros. Y como cualquier delicatessen es algo de lo que uno no se aburre nunca de comer.

Durante noviembre y febrero, casi todos los restaurantes del país centran sus cartas en ofrecer exquisitas ostras a sus clientes: crudas, cocidas, fritas, rebozadas y acompañadas, incluso, con arroz siempre de la mano de abundante cerveza, vino blanco o sake. Puedo decir que durante mi estancia las he probado de muchas maneras, aunque una de las que más me sorprendió fue combinándolas con el arroz y el curry suave que ofrecen en la cadena de restaurantes “Coco”; algo ciertamente diferente.

En japonés la ostra se llama “kaki”, exactamente igual que el kaki de fruta,; también de origen nipón. Aunque un japonés siempre nos dirá que la pronunciación es ligeramente diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *